VIRUS ZIKA: SÍNTOMAS, TRATAMIENTO Y FORMAS DE PREVENIRLO
miércoles, 10 de febrero de 2016
Volver

Virus Zika: síntomas, tratamiento y formas de prevenirlo

Escrito por Gloria Llanes Fernández de la Cueva en PREVENCIÓN PARA TODOS, Salud 9 febrero 2016 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado el virus zika como emergencia internacional. Pero, ¿qué es el virus zika?, ¿cómo se transmite?, ¿qué consecuencias tiene para la salud?, ¿se puede prevenir?…. Para dar respuesta a todas estas preguntas sigue leyendo este post, que recopila información de todo lo publicado en los medios de comunicación e incluye aportaciones interesantes en cuanto a prevención se refiere.

El virus zika se está expandiendo de forma rápida ya no solo por Latinoamérica; se están detectando casos también en Austria, Dinamarca y España, aunque todos ellos son importados.

El temor surge en primer lugar con la aparición de los casos y la extensión que el virus pueda llegar a alcanzar, así como por las consecuencias que tiene para la salud.

Normalmente el virus causa una leve infección pero se llega a asociar con dos graves problemas sanitarios: la microcefalia en hijos de madres infectadas (desarrollo anormal del cráneo y el cerebro del feto, lo que puede dar lugar a discapacidades en distinto grado) y algunos casos del síndrome de Guillain-Barré (un trastorno neurológico que tiene un origen autoinmunitario que causa debilidad, pérdida de reflejos, entumecimiento, dolor y visión borrosa). Además, puede causar alguna anomalía congénita más; de ahí la importancia del virus en las embarazadas.

Realmente no hay estudios que demuestren la relación entre el virus del zika y estas complicaciones, pero sí parece que hay evidencias de que ocurran con una alta probabilidad. Por eso la amenaza se ha convertido en algo alarmante. A esto habría que añadirle que no hay ni tratamientos ni vacunas para paliar o prevenir los síntomas.

Pero, ¿qué es el virus zika?

El virus zika se transmite por la picadura de un mosquito de género Aedes. Se cataloga como un arbovirus perteneciente al género flavivirus y es muy cercano al causante del dengue, la fiebre amarilla y el virus del Nilo.

¿Qué síntomas tiene la infección por el virus?

Tras la picadura del mosquito, los síntomas de la enfermedad aparecen generalmente después de un periodo de incubación (tiempo transcurrido entre la exposición y la aparición de los síntomas), de tres a doce días (aunque no termina de estar del todo claro). La infección puede cursar de forma asintomática o presentarse con una clínica moderada.

Los síntomas más frecuentes con los que cursa la infección por el virus son:

Dolor de cabeza, debilidad, dolor muscular y en las articulaciones, inflamación de manos y pies, conjuntivitis y erupción en la piel, que tiende a comenzar en el rostro y luego se extiende por todo el cuerpo. La duración de los síntomas es de unos 4 a 7 días.

No se han detectado aún casos de mortalidad por el virus y además la tasa de hospitalización es baja.

¿Cómo se transmite?

Para que haya transmisión la persona debe estar infectada por el virus zika: el mosquito Aedes pica a una persona infectada y posteriormente pica a otra persona, transmitiendo así el virus (el mosquito hace de vector). El principal problema radica en la posible transmisión del virus de madre al feto durante el periodo de gestación, sobre todo por las consecuencias que ese virus puede causar en el niño (microcefalia, como la principal).

El zika, además, puede ser transmitido por vía sanguínea, pero es un mecanismo poco frecuente. También se ha llegado a asilar el virus en semen, pero aún no ha podido confirmarse que realmente pueda existir transmisión sexual.

¿Cuál es el tratamiento?

El principal tratamiento es sintomático, es decir, tratamiento para controlar los síntomas. No existe aún vacuna para este virus ni ningún tratamiento específico.

Se debe tener en cuenta la supervisión médica de pacientes infectados, ya que puede ser aconsejable su aislamiento temporal.

¿Se puede prevenir?

Como la infección se produce por la picadura de un mosquito infectado, habrá que tomar las medidas adecuadas para evitar las picaduras:

  1. Reducción de las fuentes de mosquitos: eliminación y modificación de los lugares de cría, e intentar disminuir los contactos de los mosquitos con las personas. Aquí entrarían como opción las fumigaciones de las zonas de mosquitos más pobladas.
  2. Intentar eliminar lugares de crías de mosquitos: limpiando o cubriendo los utensilios que puedan acumular agua, tales como cubos, macetas, charcos, recipientes para bebida de animales… Es decir, todo lo que suponga agua estancada.
  3. Hay que poner especial atención en el tratamiento de las basuras, porque también puede llegar a ser criadero para el mosquito. Las basuras siempre deben precintarse, las bolsas deben estar lo más cerradas posibles y se debe aislar del aire todo material desechado de diferentes actividades profesionales (neumáticos, materiales de construcción…)
  4. Habilitar la casa a prueba de mosquitos: siempre que sea posible se deben crear barreras físicas que impidan el contacto con el mosquito, mediante puertas cerradas, ventanas selladas o mosquiteras.
  5. Aplicar repelente: esta medida es muy adecuada para evitar las picaduras del mosquito transmisor. Los más aconsejables son aquellos que contengan ingredientes aprobados como NN-Dietil-meta-toluamida (conocido como DEET) o picaridina, que además son seguros para mujeres embarazadas, en periodo de lactancia y niños mayores de 2 meses, siempre que se usen de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Los repelentes deben aplicarse en cuanto se aprecie la presencia de insectos y hay que administrarlos con frecuencia, siempre siguiendo las instrucciones del fabricante.
  6. Cubrir las extremidades: para imponer una barrera física al mosquito infectado. Lo ideal es usar manga larga y pantalón largo y, si es posible, con una tela que sea lo suficientemente gorda como para que la picadura no pase a través de ella. Hay un insecticida sintético que se incorpora a las telas, la permetrina, pero no está disponible en todos los países. Hay que tener en cuenta que no debe aplicarse repelente bajo la ropa, ya que la tela impide la evaporación reduciendo la eficacia del producto.

Habría que destacar en este apartado que es improbable que el mosquito llegue hasta España. Lo que sí podría llegar es la infección por el zika a través de personas infectadas. Por tanto, estas recomendaciones se dan, sobre todo, para prevenir la infección en los lugares de procedencia del mosquito: América (hay 13 países que han notificado la presencia del virus zika ) y África.

 

Colecciones de Tharsis
Twitter Ayuntamiento de Tharsis
A Cielo Abierto