TANÍA GARFIA, UNA ONUBENSE DE THARSIS QUE HA CREADO UNA WEB DESDE ALEMANIA PROMOCIONANDO HUELVA
martes, 5 de enero de 2016
Volver

Tania Garfia Pérez, una onubense de Tharsis que ha creado desde Alemania una web para promocionar Huelva

» Una beca Erasmus mientras estudiaba Turismo en la Onubense le cambió la vida. Fue el impulso que necesitó para marcharse en 2013 a un pueblo del país germano, desde donde gestiona, junto a unos compañeros, la página 'HuelvaSí', dedicada a difundir la provincia con el objetivo de que todos la conozcan.

Tania Garfia Pérez es una onubense que llevaba toda su vida en su localidad natal, en Tharsis. Al menos fue así hasta que tras terminar el Bachillerato en el IES ‘La Alborá’ se marchó a vivir a Huelva para estudiar Turismo en la Facultad de Ciencias Empresariales, “una experiencia bastante enriquecedora en todos los aspectos, puesto que conocí a gente maravillosa que aún hoy día conservo y que son como de mi familia, aprendí a valerme por mí misma y me dio la oportunidad de hacer un Erasmus de nueve meses en Bamberg (Alemania), que fue inolvidable”, confiesa.

En Alemania tuvo la oportunidad de hacer prácticas en el Parador Nacional de San Marcos de León, donde también aprendió mucho y pudo experimentar grandes momentos. Al mismo tiempo acabó la carrera y se puso a buscar prácticas o trabajo en el país germano, mandando cientos de mails. Su búsqueda dio resultado porque la llamaron de Alemania para hacer una formación -llamada Ausbildung– de gerencia hotelera, una especie de Formación Profesional que combina estudios y trabajo. Así que, inevitablemente dijo que sí.

Ahora, se encuentra en Nordhorn, un pequeño pueblo alemán, donde vive desde abril de 2013. Un destino desde el que nos cuenta cómo está siendo su experiencia como ‘Onubense por el mundo’.

-¿Por qué decidiste irte fuera?
-Al acabar la carrera necesitaba hacer algo con mi vida. Quería seguir formándome e ir al extranjero. Y Alemania siempre ha sido uno de mis destinos favoritos. Entonces, después de mucho buscar, me llamaron un día y dije que sí. Fue como un objetivo cumplido. De todas formas, no era la primera vez que salía de España, puesto que en septiembre de 2010 me marché a través de una beca Erasmus que acabé en agosto del año siguiente. Para bien o para mal, una Erasmus te cambia la vida. Es una experiencia que todo estudiante debería vivir. Quien me conozca, sabe cuánto me marcó a mí.

-Entonces no tendrías problemas con el idioma al llegar.
-Durante la carrera y el año Erasmus estudié inglés y alemán, aunque mis conocimientos de inglés eran mayores. Al llegar aquí solo sabía lo básico de alemán, palabras y frases sueltas, lo típico que sabe todo el mundo al llegar a un país extranjero (hallo, Danke, Bitte…)

 

-¿Cómo es Nordhorn, el pueblo donde vives?
-Es un pequeño pueblo en Niedersachsen, a cinco minutos a pie de la frontera con Holanda -el primer pueblo que encontramos es Denekamp. Amsterdam lo tenemos a dos horas. Cariñosamente lo llamamos Mordor, por su clima tan agradable con permanente sol (risas). Es una ciudad tranquila, pequeña y que tiene casi de todo. No está mal para vivir un tiempo. Los domingos no abren los comercios, y la ciudad parece fantasma, a veces asusta.

-Pero aunque estás en Alemania no has olvidado a Huelva, porque mantienes un proyecto de difusión de esta tierra. ¿En qué consiste?
-Está claro que uno no puede olvidar su tierra, por muy lejos que se vaya. Yo a Huelva la llevo en el corazón y siempre que puedo, vuelvo. En concreto, el proyecto lo he puesto en marcha junto con varios amigos, que abrimos perfiles en las redes sociales bajo el nombre de ‘Huelva Sí’. Principalmente en Twitter, Facebook e Instagram. Desde ahí pretendemos darle difusión a actividades, eventos y noticias interesantes que tengan lugar en la provincia de Huelva, así como darle voz a los onubenses para que opinen y aporten sus ideas y sugerencias.

Cada uno aporta su granito de arena, dependiendo del tiempo que tenga, aunque el verdadero  protagonismo lo tienen mis amigos David Peguero y Sara León, que están ahí siempre al pie del cañón haciendo que ‘Huelva Sí’ sea posible. Colaboramos también con ‘Huelva Deporte’ y ‘Foro Recre’.
Huelva merece esto y más. Su nombre debe conocerse allá donde se vaya. Aquí, como curiosidad muy pocos clientes conocen Huelva. Siempre tengo que nombrar a Sevilla para que puedan situarla. Y los pocos que la conocen es por la Costa de la Luz.

-¿Cuándo pusiste en marcha este proyecto?
-En febrero de 2015. Aunque no publicamos todo lo que quisiéramos, porque todos trabajamos y, a veces, es difícil ponernos de acuerdo para decidir temas y programarnos. Creo que es algo que Huelva se merece. Tenemos una ciudad infravalorada, con muchas posibilidades de crecimiento, a la que no le sacamos todo el partido que podríamos y a la que, aunque cueste reconocerlo, no cuidamos y queremos como deberíamos y se merece.

-¿Qué temas son los que os interesan?
-Todo lo que tenga que ver con la provincia de Huelva, sobre todo actividades y eventos que ayuden a mostrar todo lo bueno que tiene Huelva. En general, todos los temas que publicamos suelen tener buena aceptación. Intentamos que los onubenses que nos leen, participen y comenten. Nos gusta saber qué piensan nuestros paisanos. Por dar un ejemplo, algunos de los post que han tenido una mayor aceptación se referían a las playas de Huelva y a Tharsis.

-Con respecto a tu estancia en Alemania, ¿qué balance haces?
-Sinceramente, no es todo lo bueno que quisiera. Es muy duro llegar a un país sin conocer a nadie, haciendo gestiones sin saber a ciencia cierta cómo funcionan aquí las cosas, tener que alquilar una casa y amueblarla entera, tener que comunicarte a diario con clientes, compañeros y vecinos en un idioma que no dominas… No es tan maravilloso como algunos piensan. Eso sí, aprendes mucho, sobre todo porque el instinto de supervivencia te hace entender hasta japonés si hace falta, porque a lo que se viene es a eso, a aprender y a superarte.
También hay muchas cosas buenas: los amigos que haces -que acaban siendo como tu familia aquí-, los sitios nuevos que descubres, el mejorar tu nivel de idioma y, sobre todo, el saber que estás en el buen camino para conseguir tu meta. Lo mejor que me llevo, son los amigos españoles, alemanes, argentinos, portugueses, etcétera, que aquí he encontrado y que cuando me vaya me los llevaré conmigo en mi corazón.

-¿Cómo es vivir ahí?
-El clima es totalmente distinto a España, sobre todo para los que estamos acostumbrados al buen clima del sur. La comida también es bastante distinta. ¡Cómo echo de menos las gambas de Huelva! Y el jamón, por supuesto.
También se nota que el carácter de la gente es diferente. En el trabajo, me gusta bromear con los clientes y los compañeros, pero hay veces que no suelen ‘pillar’ las bromas. Otra curiosidad de los alemanes es su dificultad para abrirse. Eso sí, cuando haces un amigo alemán de verdad, te lo llevas para siempre.
Aparte del humor distinto al nuestro, los alemanes son personas normales y corrientes. Muy metódicos para ciertas cosas y cuadriculados, a veces, para otras. ¡Hay de todo, como en todos lados! Pero, que no os engañen, en Alemania las cosas pueden funcionar tan mal o peor que en España, de infalibles nada. Yo he tenido suerte de toparme con gente muy buena que me ha ayudado mucho. En eso no me puedo quejar, sobre todo con gente de otros países (griegos, portugueses, argentinos…).

-¿Cuál es la imagen que tienen de España?
-‘Una cerveza por favor’. Esa es la frase que muchos saben. Quitando el tema de la crisis y la política, la verdad es que tienen una buena visión de nuestro país. Aunque hay que decir que a Huelva no la conocen mucho. Por cosas como esta hemos creado ‘Huelva Sí’, para que nos sitúen en el mapa sin grandes explicaciones.

-¿Te has marcado algún nuevo reto?
-Estar aquí ya es un reto y lo supero cada día. En un futuro, me gustaría poder trabajar en algo relacionado con lo que he estudiado y, si fuera posible, montaría yo misma algo. No sé el qué, pero algo. Mi propósito a corto plazo es ser feliz cada día, o al menos intentarlo, y aprender todo el alemán que pueda. Eso sí es un reto. Es un idioma muy complicado, que requiere mucho tiempo de estudio y no lo tengo. Estoy todo el día que no paro, no me queda mucho tiempo libre a la semana para dedicarme por completo a ello como me gustaría, pero bueno.

-¿Qué piensa tu familia de tu aventura?
-Mis padres siempre me han apoyado, porque consideran que esto es importante para mi formación y algo que me ayuda a crecer. Ellos siempre han querido que, tanto mi hermana como yo, tengamos unos estudios y hagamos todo aquello que sea bueno para nuestro futuro. Para ellos también es duro el que yo esté lejos, pero solemos hablar a menudo. Y siempre que puedo, bajo a Huelva para estar con ellos.

-¿Y tus amigos?
-También me apoyan, aunque siempre te dicen eso de ‘¿qué haces allí?, vuelve, anda!’, ‘vente ya que estamos todos aquí’ y cosas así. Pero ellos mejor que nadie saben que estar aquí no es plato de buen gusto. ¡Qué más quisiéramos muchos de los que estamos fuera de España poder estar trabajando en nuestra tierra! Saben que yo aquí estoy bien, con días mejores y otros peores, pero es lo que toca ahora y hay que luchar por lo que se quiere.

-¿Cuáles son tus planes futuros?
-Acabar la formación que estoy haciendo y puede que me quede en Alemania algún tiempo más, pero en otro sitio. Tal vez irme a un país de habla inglesa a mejorar mi inglés.

-¿Piensas volver a España, a Huelva?
-Me gustaría bajar unos días después de Navidad, pero está difícil, hay mucho trabajo. Y en mayo tengo mi examen final, así que, probablemente, vaya en verano. Ya veremos.

-¿Qué es lo que más echas de menos de Huelva?
-El sol, la playa, la comida, los amigos, la familia.

-¿Recomiendas vivir un tiempo fuera de España?
-Por supuesto. Vivir fuera te ayuda a crecer, a ser más independiente. Es una gran experiencia. Todo el mundo debería vivirlo algún día. Me hace mucha gracia la gente que dice eso de que no hay que juntarse con españoles porque así no aprendes el idioma. Tienen toda la razón, pero quien esté fuera sabe la necesidad de tener que expresarte en su idioma, de llorar y que te consuelen en tu idioma. Ha habido muchos días que no han sido nada buenos. Es duro estar a miles de kilómetros de casa y que un familiar tuyo esté enfermo, o que necesites un abrazo de tu madre, o un beso de tu pareja… Todo eso lo compensa las cosas buenas que aquí tienes, pero no son todo risas.

-¿Qué les dirías a los onubenses para terminar?
-Que debemos cuidar la ciudad de Huelva como se merece. Luchad por ella a diario, con pequeños gestos, como por ejemplo no tirar papeles al suelo, o cuando viajéis, nombradla cada vez que podáis. La playa, dejadla como queráis encontrarla al día siguiente. Y no os echéis la culpa de lo que pasa los unos a los otros, como hacen los políticos. Simplemente, actuad de forma activa con vuestra ciudad. No importa que tú no hayas tirado esa lata en la arena de la playa, si la ves, recógela, solo por poner un ejemplo. ¡Ah! Y busca a ‘HuelvaSí’ en Facebook , Instagram y Twitter y sigue la actualidad de tu ciudad. Esperamos vuestra opinión y participación.

Huelva Buenas Noticias

Colecciones de Tharsis
Twitter Ayuntamiento de Tharsis
A Cielo Abierto