DONACIÓN DE MÉDULA ÓSEA
martes, 27 de septiembre de 2016
Volver

Donación de médula ósea: cómo se lleva a cabo y cómo puedes hacerte donante

Seguro que todos nosotros conocemos la importancia de donar sangre, sobre todo en la época estival, cuando suele ser más necesaria. Quizás muchos de vosotros seáis ya donantes y compartáis vida de forma regular. Pero hay otro tipo de donación que podemos realizar para ayudar a salvar vidas de forma altruista: la donación de médula ósea.

Si estás pensando en hacerte donante de médula, te explicamos qué es lo que tienes que hacer y en qué consiste tu compromiso para que estés perfectamente informado antes de decidirte. Así es como puedes ayudar a salvar vidas a través de la donación de médula ósea.

¿Por qué se necesita donar médula ósea?

Los trasplantes de médula ósea se realizan en el caso de que un paciente sufra leucemia o alguna enfermedad de la sangre que requiera la sustitución de las células enfermas por otras que provengan de un donante sano. Para poder realizar dicho trasplante es necesario que exista compatibilidad inmunológica: es por esto que los hermanos, que es posible que compartan la herencia genética procedente de sus padres, sean los mejores donantes.

Sin embargo, esta compatibilidad inmunológica solamente se da en un 25% de los casos: de ahí que sea tan necesario poder contar con un banco de donantes entre los que encontrar a una persona que sea compatible.

¿Qué es la donación de médula ósea?

 

La donación de médula ósea consiste en la extracción de células madre de la sangre que se encuentran en la parte más interna del hueso, lo que conocemos como el tuétano. Lo único que necesitamos para ser donantes potenciales de médula ósea es tener entre 18 y 55 años (aunque se requieren más donaciones de personas jóvenes, entre 18 y 35 años) y estar sanos.

No podremos donar si sufrimos alguna enfermedad cardiovascular, hipertensión no controlada, diabetes mellitus insulinodependiente, alguna enfermedad tumoral, autoinmune o hematológica, VIH o factor de riesgo de VIH, factores de riesgo de trombosis venosa o embolismo pulmonar, antecedentes de enfermedad inflamatoria ocular o fibromialgia, si estamos recibiendo un tratamiento con litio o si tenemos las plaquetas por debajo de 120000 ml. Podéis ver todas las restricciones de manera detallada aquí.

La médula ósea se regenera completamente después de haber donado, por lo que podremos hacerlo en diferentes ocasiones, y no ocasiona perjuicios para el donante.

¿Cómo se dona la médula ósea?

 

Lo primero que tenemos que hacer es informarnos de forma completa sobre qué supone ser donante de médula. Si estáis pensando en hacerlo os recomendamos que visitéis la web de la Fundación Josep Carreras contra la leucemia. Una vez decididos debemos ponernos en contacto con el centro médico más cercano donde se realice este tipo de extracción, ya que no se hace en todos los hospitales, y desde allí nos darán una cita para realizar una primera extracción de sangre (como la de un análisis tradicional) con la que se determina nuestra compatibilidad.

Después de realizarse este análisis entramos directamente en el banco de donantes de médula ósea, desde donde se nos requerirá realizar la donación en caso de que sea necesario. Esto puede ser a los pocos días o después de años, por lo que debemos tener claro que se trata de un compromiso con nosotros mismos y con los demás.

La donación de médula ósea es un gesto altruista y voluntario, por el que no se recibe una remuneración (aunque sí se cubren los gastos derivados de ella, como puede ser el desplazamiento) y no sabremos para quién va nuestra médula.

Los métodos de extracción de médula ósea

Si somos requeridos como donantes, la extracción se puede realizar de dos formas distintas dependiendo de las necesidades de cada paciente:

  • Donación por citoaféresis o donación de sangre periférica: antes hemos explicado que las células madre de la sangre se encuentran en el interior del hueso. Para hacerlas salir fuera y no realizar una punción directamente en el hueso se administran al donante unas 4 o 5 inyecciones subcutáneas de factor de crecimiento. Estas inyecciones hacen que las células madre pasen a la sangre en circulación y puedan ser extraídas mediante una aguja similar a la de una extracción de sangre tradicional. Se extrae la sangre de una de las venas de los brazos del donante, esta pasa por unas máquinas llamadas "separadores celulares" que extraen las células madre de la misma, y la sangre "sobrante" se devuelve al paciente por el otro brazo.

    Se trata de un procedimiento ambulatorio de corta duración cuyos únicos efectos secundarios pueden ser dolor muscular u óseo y pequeños síntomas de gripe.

  • Donación por punción: este método se utiliza solo en un 20% de los casos y requiere que el donante se someta a anestesia general y se quede ingresado durante 24 horas. En la donación por punción se realizan varias punciones en la parte posterior de las crestas ilíacas (en el hueso de la cadera) y de ellas se aspira la médula ósea que será donada.

Como todas las intervenciones quirúrgicas que requieren de anestesia general, tiene los mismos riesgos, si bien es una intervención muy segura. Suele ser más larga (la punción en sí dura entre dos y tres horas) y el paciente debe quedarse en observación. Los efectos secundarios suelen ser de un poco de dolor o molestia en la zona de la punción.

Después de haber donado médula ósea, el donante queda suspendido durante un año en el caso de haber hecho una donación por punción, o bien para siempre (a no ser que el paciente requiera una nueva transfusión) en el caso de que se haya donado con sangre periférica, por motivos legales. En cualquier caso, si uno de nuestros familiares requiere una donación y somos compatibles, se puede realizar sin problema.

En este enlace podéis descargar la guía del donante de médula ósea de la Fundación Josep Carreras, donde está toda la información que podemos necesitar en caso de estar interesados y aquí podéis encontrar los centros de donación y referencia por comunidades autónomas. También tenéis disponible la web de Médula para Mateo, desde donde promueven la donación de médula también con eventos deportivos.

 

www.vitonica.com

 

Colecciones de Tharsis
Twitter Ayuntamiento de Tharsis
A Cielo Abierto