ARTÍCULO SOBRE LA "CHIMENEA GORDA DE THARSIS"
martes, 1 de marzo de 2016
Volver

La chimenea gorda de Tharsis

26/02/2016

 

He apreciado, con benévola distancia, tu esbeltez derruida por el paso del tiempo amenazante. Tus piedras –como un puzle- te coronan hasta tu boca que erguida abate el viento. Tu volumen no ha mermado, y tu forma concéntrica es un embudo vuelto del revés. El cerro que te asiste se ha preñado con tu mástil sin bandera y, en este rincón del olvido, te observan –desde arriba- cristales y gotas de nieve y agua, microscópicos videntes. Te imagino escupiendo el humo del incesante fuego que, de tus entrañas, partía contagiando el paisaje.

En tu seno mantuviste el mineral que llevaron los hombres con la fatua esperanza del cobre. Y ahora, ardes en la temperatura que brindó el tiempo y te desplomas ante la ausencia de usos y miradas que comprendan que el crono y tu ruina no se detendrán.

Los sillares y mampuestos que te envuelven, han comenzado a desangrarse en tu costado, y asistes impertérrita a la caída de un trono plagado de días pretéritos. La combustión de tu cosecha se ha apagado y enraíza en tu centro el árbol más humano. Una higuera que trae a la mente tu origen, tu razón de ser, tu existencia y el dominio del Universo.

Suena –mientras escribo- The Waterboys con la canción The fisherman´s blues, música escocesa e irlandesa que acompaña mi remember nostálgico. Se detiene mi fluido mental, y se sosiega en algo así como “caeré al final, y ese fatídico día, me tomaré a mí mismo en las manos, cabalgaré en ese tren, seré el pescador con luz en mi cabeza, y tú en mis brazos”. Quizás –como si se tratara de una conexión sensorial o extra corpórea-, seas tú quien me trae la melodía. Quizás –sólo quizás- no sea capaz de mirarte sin sentirte.

HuelvaYa

Patricia Chapela.

 

Colecciones de Tharsis
Twitter Ayuntamiento de Tharsis
A Cielo Abierto